Productos industriales

Las industrias de base han demostrado crecimiento en los últimos años, después de un período difícil de reestructuraciones y optimización de los procesos de manufactura. Aún así, la crisis económica mundial y la intensa competencia global con países emergentes, en los que predominan los costos bajos y un alto nivel de capacidad, presentan enormes desafíos tanto en la gestión del nivel de costos como en las cuestiones de innovación y diferenciación para generar mayor valor. Por último, las empresas necesitan ahora revisar profundamente toda su cadena de valor e identificar nuevas oportunidades de negocio.

Gestión de ingresos

El primer desafío en la gestión de ingresos es desarrollar una estrategia clara de negocios y productos que pueda apalancar capacidades existentes y garantizar la competitividad. El segundo es construir una plataforma de innovación capaz de crear en el mercado nuevos productos que generen mayor ingreso y permitan la diferenciación, versus un modelo puramente basado en costos. El último desafío es crear una estrategia eficaz de mercado, incluyendo la gestión activa de valor entregado a los clientes.

Gestión de costos

Los costos son – y continuarán siendo – un punto de atención para cualquier empresa del sector industrial que debe ser abordado en toda las áreas de la empresa. Apalancar capacidades globales es necesario, no sólo para ampliar la base de ingresos, sino también para mantener costos competitivos. En los países emergentes, además de fabricar con costos bajos, las industrias utilizan cada vez más habilidades avanzadas de manufactura e ingeniería. Es necesario optimizar los procesos de fabricación y el uso de la mano de obra. Una forma de administrar costos es crear un nuevo modelo de insumos construido en cooperación con los principales proveedores, en comparación con un método tradicional de hacer y rehacer cotizaciones basadas únicamente en precio.

Gestión de cadena de valor

Observar solamente lo básico puede llevar a las empresas a ignorar oportunidades de mejora en términos de estrategia y rentabilidad que se presentan en otras partes de la cadena de valor, incluyendo componentes, asistencia técnica y nuevos paquetes de servicios, tales como seguros e incluso ventas. Las empresas son sumamente escépticas de estos servicios, sin embargo, algunas áreas representan buenas oportunidades para empresas menos agresivas en el mercado.

Como una de las empresas líderes en consultoría para las industrias de base, Strategy&, el equipo de consultora estratégica de PwC ha ayudado a los altos ejecutivos de las mayores empresas del mundo a hacer frente a cuestiones estratégicas, operacionales y de sistemas y a transformar ganancias marginales en retornos excepcionales. Los cambios integrales verdaderamente diferencian a los competidores y ayudan a los clientes a considerar no sólo costos, sino también incrementos en margen.