25.03.2012
Las fusiones y adquisiciones basadas en las fortalezas de las empresas logran mejores resultados

Booz & Company acaba de publicar un estudio que, bajo el título “The Capabilities Premium in M&A”, demuestra que las fusiones y adquisiciones basadas en la mejora o potenciación de las capacidades distintivas o puntos fuertes de las empresas, logran salir adelante en el mercado frente  aquellas transacciones que no las tienen en cuenta


El estudio pone de manifiesto un hecho fundamental para las fusiones y adquisiciones que se proponga llevar a cabo cualquier empresa. Las transacciones concebidas para potenciar sus propias fortalezas y capacidades pueden suponer un incremento del valor de su producto o servicio y evitar las denominadas “trampas adyacentes”.  “Este hecho es ahora más importante que nunca ya que otras estrategias más habituales como la búsqueda de sinergias de costes ya no garantizan los resultados económicos.  Las empresas deben profundizar más para lograr el éxito en sus acuerdos, y su principal herramienta de decisión debe potenciar tus propias fortalezas y complementar tus capacidades", ha explicado David Suárez, vicepresidente de Booz & Company en España.

En concreto, el estudio demuestra que las transacciones diseñadas con el fin de potenciar los puntos fuertes de las empresas lograron una media de 12 puntos porcentuales de retorno de la inversión a los inversores por encima de las transacciones basadas en acuerdos de capacidades con menor compenetración.

El estudio analizó 320 transacciones realizadas entre 2001 y 2009 en ocho sectores de la industria, calculando el retorno de rentabilidad para el accionista en los dos años posteriores a la incorporación y los datos de rendimiento obtenidos desde 2001 hasta 2011. Estas transacciones incluyen la adquisición de DoubleClick por parte de Google, que tuvo en cuenta la mejora de sus propias capacidades poniendo a su disposición el acceso a una plataforma de visualización de publicidad líder, y la adquisición de Alcon por Novartis, que ayudó a optimizar su punto fuerte, la innovación científica, para el desarrollo de lentes de contacto y oftalmología. En España, la Fusión entre Gas Natural e Unión Fenosa, en el sector energético, y de Iberia y British Airways, representan claros ejemplos de complementación de capacidades a la hora de implementar una estrategia de crecimiento por medio de una fusión.

"La idea de este estudio surgió de nuestro interés por ayudar a nuestros clientes a analizar posibles adquisiciones y a raíz del trabajo conjunto para valorar el proceso de integración post-fusión. Un hecho saltaba a la vista: superado el acuerdo, los compradores habían tenido en cuenta las capacidades como un valor fundamental del perfil de las empresas a valorar; habían explorado lo que ellos mismos hacían bien primero, para buscar luego un buen ajuste con sus puntos fuertes. Parecía lógico que el rendimiento en el mercado debiera tener en cuenta lo que habíamos descubierto en este sentido. Y, de hecho, se tiene en cuenta", explica Suárez.

Aunque algunas industrias tuvieron resultados más sólidos que otras, los sectores estudiados que trataron de impulsar sus capacidades por medio de sus transacciones mostraron primas de rendimiento importantes. Las ocho industrias encuestadas fueron: química, productos básicos de consumo, eléctricas, sanidad, industria, tecnología de la información, medios de comunicación y distribución "La creación de valor y la ventaja competitiva a través de un sistema de capacidades coherente es fundamental desde el punto de vista de rentabilidad. Una empresa que potencia lo que hace mejor sistemáticamente se hace más competitiva, disminuye costes y gasta en lo que realmente se necesita" concluye David Suárez.

Para más información contactar con [email protected]