02.11.2011
"The Global Innovation 1000". El gasto corporativo en I+D se recupera en 2010

Por séptimo año consecutivo, Booz & Company ha publicado los resultados de su estudio “The Global Innovation 1000. Why Culture Is Key” (diri­gido por Barry Jaruzelski, Jonhn Loehr y Richard Holman) que analiza el gasto empresarial en Investigación y Desarrollo (I+D) de las empresas que cotizan en bolsa y más invierten en este apartado. La inversión total de I+D aumentó en 2010 un 9,35%, hasta los 550.000 millones de dólares, recu­perándose así de la caída del 3,5% que había sufrido en 2009 y volviendo a la trayectoria de crecimiento a largo plazo.


El aumento en I+D en 2010 no llegó a equipararse al aumento en ingresos, que fue de 15% entre las 1000 compañías globales líderes en innovación, lo cual se tradujo en una leve atenuación de la intensidad en I+D, o en el gasto en I+D como porcentaje de los ingresos: de 3,76% en 2009 a 3,52% en 2010. Se trata de una evolución natural en la tendencia a largo plazo, ya que en 2009 la mayoría de las empresas no redujeron la inversión en innovación tan drásticamente como era de esperar en vista de la disminución de dos dígitos que habían sufrido sus ventas.

“Esta subida del gasto en I+D confirma claramente el compromiso de las empresas de invertir de modo continuo en el desarrollo y la mejora de sus productos y servicios, en  mercados cada vez más competitivos y globalizados. No obstante, una gran parte de este crecimiento en I+D deja ver que las empresas tratan de ponerse al día antes de hacer nuevas inversiones", explica David Suárez, Vicepresidente de Booz & Company en España.

Booz & Company analizó las 1.000 empresas que cotizan en bolsa que invirtieron más en investigación y desarrollo en 2010 en un esfuerzo para evaluar la relación entre la inversión en innovación y los resultados de la empresa, analizando la manera en que las organizaciones pueden optimizar el retorno de su inversión en innovación. Este año, como novedad, el estudio ha llevado a cabo un examen a fondo del papel de la cultura corporativa en la efectividad de la innovación y el desempeño financiero, en base a un análisis independiente realizado entre casi 600 líderes en materia de innovación en empresas de todo el mundo.

Entre las principales conclusiones del estudio Global Innovation 1000 en 2011 cabe señalar:

En 2010, aumenta la inversión en I+D. El 68 % de las empresas encuestadas aumentaron su gasto I+D en 2010. Tres sectores (el informático a la cabeza, seguido del sector salud y el del automóvil) representan más de tres cuartas partes de esta partida: el 77%, (36.100 millones de dólares) del aumento total de 46.800 millones de dólares. Las industrias que experimentaron el mayor aumento porcentual en el gasto en I+D fueron Software e internet (11%), Salud (9,1%) e Industria (8,5%).

  • El sector informático/electrónico registra la mayor subida del gasto en I+D, manteniéndose en primer lugar en innovación frente al resto de las industrias. Con un volumen de negocios del 14.2%, el sector informático/electrónico aumentó sus gastos en innovación el 6,1% (16.900 millones de dólares), lo que representa un 28% del total. Sin embargo, por primera vez desde el inicio del estudio Global Innovation 1000, ninguna compañía de alta tecnología figuró entre las tres de mayor gasto en I+D.
  • El sector salud se sitúa en un segundo lugar en el ranking, con un 22% del total del gasto de I+D de la industria. Las empresas de este sector aumentaron su inversión el 9,1%, (10.400 millones de dólares), el aumento más importante de los tres primeros sectores de actividad en materia de innovación. Las empresas del sector de la salud, cuyo gasto en I+D ha sido realizado principalmente por las empresas farmacéuticas, ocupan cuatro de los cinco primeros puestos del panel de empresas incluidas en este “Global Innovación 1000” y 8 de las 20 compañías principales en I+D.
  • Con una fuerte subida  de los gastos (del 8%) hasta los 8.800 millones de dólares, el sector del automóvil conserva el tercer lugar y representa el 15% de los gastos totales. Tal esfuerzo constituye un cambio importante después de la caída del 14% del gasto I+D de 2009. El volumen de negocio del sector del automóvil aumentó un 16,5% el año pasado.

La subida del gasto I+D se percibe este año en todas las grandes regiones del mundo, lo que supone una novedad importante frente al año pasado, en el que se comprobó una reducción del presupuesto en I+D en las tres grandes potencias (Estados Unidos, Europa y Japón). Las empresas con sede en la India y en China aumentaron de nuevo sus inversiones a un ritmo mucho más elevado que el de estas tres grandes regiones.

  • Destacan los resultados de las empresas con sede en Europa y en Japón, con un aumento del gasto I+D del 5,8% y el 1,76%, respectivamente. Tras la reducción de gastos en innovación de cerca del 4% en 2009, las empresas con base en Estados Unidos incrementaron su gasto hasta el 10,5% en 2010, superando así la tasa de crecimiento mundial (9,3%).
  • China e India – y en menor medida países fuera de Norteamérica, Europa, Japón y Asia- siguieron prosperando, aunque partiendo de una base pequeña. Las compañías con sede central en China e India, que en 2010 representaban 2% de los gastos en I+D, aumentaron sus inversiones en este ámbito más de 38%, casi idéntico al ritmo de crecimiento del año anterior. Las empresas de otras regiones del mundo aumentaron su I+D casi 14%.
  • Las 20 empresas que han realizado la inversión I+D más importante registran por término medio un crecimiento del 10% de su gasto en I+D, lo que asciende a 142.000 millones de dólares para un volumen de negocio de 1,6 billones de dólares. Esto superó el aumento de 9,3% de las 1000 compañías Globales de Innovación en conjunto.
  • Por segundo año consecutivo, el grupo Roche Holding AG, ocupa el primer lugar de la clasificación mundial, con 9.600 millones de dólares de gastos en innovación,  y un volumen de negocio de 45.700 millones de dólares (lo que representa una tasa de I+D de más del 21%).
  • Toyota Motor, que ocupó el primer puesto de la clasificación durante varios años antes de la recesión, pasa del cuarto al sexto lugar, con un aumento de gastos inferior al 1%.
  • El resto del Top 5 lo ocupan Pfizer (2º), Novartis (3º), Microsoft (4º) y Merck (5º). Ford es la única empresa que sale del Top 20, reemplazada por AstraZeneca, que se sitúa en el puesto 18.

Una de las conclusiones más llamativas del estudio es que, tratándose de la innovación, el gasto no es directamente proporcional al éxito empresarial. En la encuesta realizada a casi 600 ejecutivos expertos en innovación de más de 400 empresas líderes en cada uno de los principales sectores de la industria, Booz & Company pidió a los líderes de innovación que nombraran a las compañías que ellos consideraban como las más innovadoras del mundo. Por segundo año consecutivo, Apple lideró la lista de las 10 principales, seguida por Google y 3M. Este año, Facebook fue nombrada por primera vez como una de las compañías más innovadoras, al ingresar a la lista en el décimo puesto.

Si se comparan las 10 empresas consideradas las más innovadoras con las 10 que más han invertido en I+D,  las primeras superan a las segundas en tres indicadores financieros clave, medidos en un periodo de 5 años: aumento del volumen de negocio, el EBITDA como porcentaje de los ingresos y el crecimiento de la capitalización bursátil. Las únicas tres empresas del top 10 que coinciden en gasto y en percepción de los expertos como las más innovadoras son Microsoft, Samsung y Toyota Motor.

La cultura empresarial tiene efectos tangibles sobre el éxito en innovación. Otra de las novedades de este año, es que el estudio Global Innovación 1000 tomó en consideración el impacto de la cultura empresarial sobre la innovación.

Las empresas del estudio que declararon que su política corporativa apuesta y apoya sus estrategias de innovación generaron, en un período de cinco años, un crecimiento del valor de la empresa superior al 33%, y un crecimiento de los beneficios del 17% por encima de sus competidores.

Analizando las estrategias de innovación desarrolladas por las empresas para crear y para lanzar productos al mercado según la clasificación establecida por Booz & Company – identificadores de necesidades, (need seekers) lectores del mercado (market readers), impulsores de tecnología (tech drivers)- , el estudio realizado en esta edición concluye que la estrategia de los identificadores de necesidades permite una alineación estrecha entre las estrategias de innovación por una parte y,  por otra, la cultura empresarial, para lograr un rendimiento financiero superior a largo plazo.

  • Los Need Seekers, o identificadores de necesidades, procuran ser los primeros y participar de forma proactiva para orientar sus innovaciones. Las empresas que siguen esta estrategia multiplican por tres el esfuerzo de alinear su cultura empresarial y sus resultados en innovación frente a otras empresas.
  • El 70 % de los identificadores de necesidades o Need Seekers consideran que la cultura empresarial apoya fuertemente su estrategia de innovación, frente al 27% de los lectores de mercado y el 37% de los impulsores de tecnología.
  • El estudio también analizó las empresas de Silicon Valley, concluyendo que son dos veces más susceptibles de seguir un modelo de innovación de tipo identificador de necesidades, o Need Seeker. El 54 % de estas empresas declaran que su estrategia de innovación está estrechamente unida a su estrategia global.

“Se puede tener éxito con cualquiera de las tres estrategias. Por ejemplo, Google es un impulsor de tecnología y Samsung es un lector de mercado y ambos son líderes en sus segmentos. Si la empresa consigue alinear su estrategia de innovación y la cultura de su modelo de negocio, desarrollando las capacidades adecuadas y llevándolas a cabo de manera efectiva, puede prevalecer sin importar qué estrategia seguir ", afirma Carlos Severino, socio de Booz & Company en España.

Para más información sobre Booz & Company e este estudio: [email protected]