Informe de Competitividad Turística: España segunda potencia mundial por la riqueza de sus recursos culturales

Según el 4º Informe de Competitividad Turística elaborado por el Word Economic Forum y Booz & Company España no pierde atractivo turístico pese a la crisis económica. Sin embargo, en el ranking general baja dos puestos, al pasar del 6º lugar que ocupaba en 2009 al 8º del presente ejercicio


El informe mundial de Competitividad de la Industria de Viajes y Turismo refleja este año que España no pierde atractivo turístico pese a la crisis económica, ya que nuestro país se sitúa entre los diez primeros destinos. De los 139 estados analizados, España destaca por su riqueza cultural y la abundancia de enclaves protegidos como Patrimonio de la Humanidad, lo que le ha valido ocupar el 2º puesto de la clasificación mundial en este apartado. Apoyan esta posición la intensa actividad ferial de nuestro país en el sector turístico y la probada capacidad en la organización de grandes eventos deportivos.

 “España también es segunda a nivel mundial en ingresos por turismo con 49.000 millones de euros en 2010 (US$ 52,5 millones), un 3,9% más que el año anterior, y cuarta en el ranking de países con mayor llegada de visitantes, superada por primera vez por China”, destaca Joseph Santo, director de Booz & Company en España.
 
Sin embargo, España pierde este año dos posiciones en la lista Top Ten general de Competitividad Turística, al pasar del 6º lugar que ocupaba en 2009 al 8º del presente ejercicio. Los expertos achacan este pequeño retroceso a la creciente preocupación por la pérdida de mano de obra cualificada y al exceso de edificaciones en el litoral. Cabe señalar que los analistas destacan de nuestro país la correcta infraestructura hotelera y de transportes, el gran despliegue de cajeros automáticos y la labor del Gobierno y las Comunidades Autónomas a la hora de priorizar significativamente el turismo a través de sólidas campañas de promoción y comercialización de los destinos.
 
El estudio, presentado en el marco del Foro Mundial de Turismo 2011 celebrado en Andorra, gira este año en torno al tema “después de la crisis” y refleja el panorama prudentemente optimista que afronta el sector de cara al futuro, ya que según el Secretario General del Foro, Taleb Rifai, “se mantiene la previsión de crecimiento del sector entre el 4% y el 5% en 2011”.
  
Asia, mercado turístico en pleno crecimiento
 
El análisis exhaustivo de la competitividad de las economías del mundo en materia de viajes y turismo revela que la dinámica del sector se traslada de las regiones desarrolladas como Europa y América del Norte hacia el Este. En la región de Asia-Pacífico, la llegada de turistas casi se ha multiplicado por dos entre los años 2000 y 2010, creciendo un 85%. En concreto, China ha escalado 23 posiciones, situándose en el número 39 dentro del listado de los 139 mejores países del mundo.
 
Sin embargo, para tener éxito los destinos deben cambiar su modus operandi, “abordando la inclusión social y gestionando los riesgos de seguridad que genera el crecimiento, prestando atención a la protección medioambiental con un enfoque integral y sistematizado, mediante nuevos modelos de negocio y alianzas”, según señala Thea Chiesa, Directora de Aviación, Viajes y Turismo del Foro Económico Mundial.
 
Otra tendencia clara en el índice es la que muestra que los países del Golfo Pérsico están superando a los destinos turísticos tradicionales del Norte de África. Así, Egipto se sitúa actualmente en el puesto nº 75, perdiendo 7 posiciones en los últimos 4 años. Por su parte, el Reino de Bahreim, en el puesto nº 40, ha escalado 8 posiciones desde el 2008 y Omán se ha desplazado 15 puestos hacia arriba, situándose en el puesto nº 61.
 
Europa, ganadores y perdedores
 
Europa sigue siendo un peso pesado mundialmente reconocido en materia de turismo. Siete destinos del viejo continente se incluyen en la lista de los 10 mejores. Suiza encabeza la lista, seguida de Alemania y Francia, lo que pone de manifiesto “la importancia de contar con marcos reguladores y comerciales favorables, además de infraestructuras de transporte y turismo de primera calidad y un enfoque orientado al cuidado de los recursos humanos y naturales para propiciar un entorno atractivo para el desarrollo del sector”, anota Jennifer Blande, directora del Centro para la Competitividad y el Desempeño del Foro Económico Mundial.
 
Los peor situados en este estudio son este año Grecia (nº29) y Portugal (nº18), que reflejan también en el sector turístico el grave impacto que la crisis ha producido en sus respectivas economías nacionales.
 
Por el contrario, llama la atención el caso de Montenegro, en Los Balcanes, que ha pasado del puesto 59 de hace dos años al actual 36 gracias a la inclusión en su Constitución de leyes referidas a la protección medioambiental y al desarrollo sostenible que está realizando en sus construcciones hoteleras de los destinos turísticos de montaña.